Nacedoras



Permiten separar en dos fases el ciclo, en primer lugar se emplea una incubadora durante los días de volteo y por último, una nacedora con los valores de temperatura y humedad adecuados a la última fase de eclosión. De esta manera se puede incubar de manera continua y utilizar huevos de diferentes fechas.